Textos de mi autoría
Dejar un comentario

Momentos de la vida

Por: Marcela Campos

Hay momentos  en la vida en los que  sentimos que todo se paraliza,  que transcurre demasiado lento. Sabemos que son momentos cruciales, en los que debemos tomar decisiones, elegir entre varias posibilidades.  Pero pasan  las  horas y  los días, los meses y a veces  hasta  los  años  y no tomamos esa decisión.

Es como si todo se pusiera en nuestra contra para hacerlo, hay miles de cosas urgentes que nos impiden dar ese paso, y siempre aplazamos el momento de tomarnos tiempo para reflexionar y tomar por fin, la decisión. Da la sensación de que el momento  adecuado  para tomarla no llega.

Conozco esos momentos, realmente son momentos difíciles, porque nuestro  corazón nos lleva por un camino, pero nuestra mente por otro. Nos sentimos entre la espada y la pared y, a veces, puede provocar malestar físico como nudos en el estómago, taquicardias, insomnio, ansiedad o incluso provocar verdaderas enfermedades.

¿Qué está  ocurriendo?  ¿por qué  cuesta tanto tomar esa  decisión?  ¿por qué esa  sensación de atasco?

Puede ser que lo que esta ocurriendo es que esa decisión con la que estás atascada/o sea sólo la punta del iceberg.  Es sólo  un mero  síntoma  de algo mucho más importante.  Es algo  que trae consigo una decisión de profundo cambio,  de un  camino  que sientes  que si  tomas no  tienes retorno, un salto al vacío y sin red ni arneses que te sostengan.

Quizá  piensas  que quieres  decidir si volver  a trabajar  después  de la  crianza  de tus  hijos y te cuesta decidir en que trabajar, pero por debajo puede que no estés segura de si seguir o no con tu pareja y si vuelves a trabajar  tendrás independencia económica y entonces ya no dependerás de él y deberás  tomar la  gran  decisión  de si  continuar o no con la pareja. Aquí la decisión que paraliza es “sigo o no sigo con mi pareja”.

Quizá no puedas decidir si dejar tu trabajo actual, que no te llena, y dedicarte profesionalmente a eso  que  tanto  te  fascina,  por  debajo  está la  decisión  de  confiar  en  tí  y en tu  capacidad  de emprender y generar ingresos y lo que  pasará si tienes  éxito.  ¿Qué cambiará en tu vida actual? ¿cómo afectará a tu entorno?  ¿estás  dispuesta/o a aceptar esa  nueva  situación  con  todas  sus consecuencias? Cuando des respuesta a esas preguntas podrás por fin decidir que hacer.

Son  sólo  dos  ejemplos,  pero  cuando  las decisiones se dilatan puede ser que haya otra decisión más  importante  por  debajo  y  aún no estas  alineada/o  para  asumir  las consecuencias que esa decisión tendrá.

A veces  pequeñas  decisiones  esconden  grandes  transformaciones  y  eso  nos  pone  fuera de la “zona segura”, nuestra mente y nuestro ego comienzan su  misión de  protegernos, y de  manera inconsciente  comenzamos  a  crear  una  realidad  que  nos  impide tomar esa decisión.  Y  así  se produce el atasco.

¿Te gustaría salir de ahí? ¿quieres desatascar algunos aspectos de tu vida? Pregúntate por lo que hay  debajo  de  la  punta  del  iceberg.  De  esa  manera  empezarás  un  camino  alineado  con  tu necesidades,  el cual  te  ayudará  a  enfrentarte  contigo mismo  y  con  tu  yo  mas  profundo.

Ese camino es la ruta que te permitirá tomar la verdadera decisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s